¿Justificados segun la fe o segun las obras?


Sabiendo que el hombre no es justificado por las obra de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para que fuésemos justificados por la fe de Cristo, y no por las obras de la ley; por cuanto por las obras de la ley NINGUNA CARNE SERÁ JUSTIFICADA.

Gálatas 2:16 (RV 1602)

 

Como uno es justificado delante de Dios? ¿Como uno alcanza el status delante de Dios para que le sea permitido el acceso a la Eternidad Gloriosa?, que para ello significa que se tienen que olvidar todos nuestros pecados, es pasar por alto toda la transgresión de nuestra vida de pecado, es borrar nuestra mancha, toda la inmundicia de nuestro ser, SER PERDONADOS POR DIOS. esta pregunta la responde Dios mismo en este pasaje, pero  antes de llegar a este punto reflexionemos una tendencia del ser humano para ser acepto delante de Dios.

La tendencia de justificarse por méritos propios en el cumplimiento  de la Ley.

“Sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley” es una buena frase pero el termino “Sabiendo” será aplicable a muchos que se llaman cristianos hoy en día? o muchos que se sienten “justificados”? ciertamente pareciera que mucha gente ignora el termino “saber” ¿porque uno es justificado? la pregunta  es sencilla si la hiciéramos a muchos cristianos profesantes ¿Por qué crees que eres justificado? y muchos podrían dar respuestas como esta:

1. Porque no le hago mal a nadie

2. Porque ayudo a las personas

3. Porque hice una profesión de fe

4. Porque tengo 10 años en el cristianismo

5. Porque Dios me ha dado un grande ministerio

6. Porque hice una oración

7. Porque mis padres son cristianos

8. Porque desde pequeño he ido a la iglesia.

9. Porque me bautice

10. Porque me arrepentí.

11. Porque guardo los mandamientos (la cena, el diezmo, las ofrendas, el canto con o sin instrumentos, etc.)

12. Porque somos los únicos que visitamos de casa en casa

13. Porque guardo las fiestas judías

14. Porque pertenezco o me reúno a la iglesia “verdadera”

15. Etc. Etc.

 

El punto es este, grupos religiosos piensan que la aceptación del ser humano para con Dios es en base a las cosas que pudieran hacer, decir o practicar, un grupo puede descalificar a otros como no cristianos por el simple hecho de que no comparten las practicas de ciertos ritos aunque vivan en pecados de vanidad o mundanalidad, estas practicas “cristianas” no tienen eficacia en si mismo contra  la carne, obedecer las reglas solamente por obedecerlas no significa precisamente que  estén agradando a Dios.

¿Porque una persona respondería porque es salva, porque eres justificado y aceptado para Dios y muchos respondieran: porque me bautice, porque hice una oración de fe, porque estoy en la iglesia verdadera?

Estas respuestas vienen de alguien que no sabe en si que es ser justificado y su vida cristiana entra en duda porque sino sabe como Dios justifica al hombre, ¿entonces en que cree? En esta condición hasta desde congregantes de domingo, hasta predicadores, ministros o diáconos.

¿Cuántas personas pisaran el infierno y sollozaran con dolor angustiante por no haber comprendido lo que es la justificación de Cristo? solo se conformaron con las obras de la ley. ¿Cuantos llorarán en  el infierno: “de nada me sirvió bautizarme” “de nada me sirvió mi oración de fe”, “de nada me sirvió defender mis doctrinas”, “DE NADA ME SIRVIO LO QUE  PRACTIQUE EN TODA MI VIDA!!!!”. Tomar el molde de una denominación religiosa o sus doctrinas y ponerlas en practica, no justifica al hombre.  Uno puede pensar que si yo milito en determinado partido político tengo que poner en practica los mismos ideales que todos los demás militantes practican, eso con el paso del tiempo, quizá me ayude a involucrarme y ser parte  de ese partido político, pero amados, el cristianismo no es un partido político, no es un club social, no es una sociedad secreta en la que haces unos rituales y ya eres aceptado, el Cristianismo tiene fundamentes eternos, los cimientos del perdón de los pecados y ser aceptados por Dios no precisan de las cosas que el hombre pudiera hacer ni en su habilidad para hacerlas. El cristianismo, la justificación de los pecados viene de la mente de Dios, de orígenes celestiales y eternos para resultados celestiales y eternos, nada de lo que se pueda hacer aquí en la tierra tiene importancia si se trata de hacer cosas para morar en  el monte de Sion con el fuego abrazador, si la mente de Dios no hubiera propuesto un plan para la salvación de  la humanidad antes de su creación, seriamos una raza condena sin ninguna oportunidad. pero bendito sea el Señor, que todo lo ha tenido preparado desde antes de la fundación del mundo para nuestro Bien. Por cuanto por las obras de  la ley ninguna carne será justificada.

 

Justificado… por la fe de Jesucristo

Ser perdonado por Dios, justificado no es cualquier cosa, hoy en día casi todos tienen las practicas de los Cristianos del primer siglo, pero pocos tiene la fe en Jesucristo de los cristianos del primer siglo, porque ellos mismos sabían que Jesús era el Hijo de Dios enviado para la expiación de sus pecados, Jesucristo como cordero fue llevado al matadero, no abrió su boca, le arrancaron la barba, le escupieron, hinchazón cubrió su rostro, clavado en una cruz, humillado, burlado, traspasado, sufriente, abandonado en la cruz, sin consuelo, ni respuesta de su padre lo que lo llevo a exclamar “mi Padre, ¿Por qué me abandonas?”

¿Qué es todo esto? ¿mero conocimiento? ¿una bonita historia? ¿teología? ni aunque juntáramos todas las ciencias no podrían expresar lo que significa para el Padre entregar a su unico Hijo para pagar las culpas de los pecados, JESUCRISTO MURIO POR NOSOTROS no es ni siquiera un estudio superficial teológico, es conciencia en la mente, EN EL CORAZON, EN LO PRUNDO DEL ALMA, en el núcleo de nuestra persona sabemos que JESUS ES EL HIJO AMADO, SANTO, PURO DEL PADRE Y QUE SE OFRECIO A CAMBIO DE MISERABLES, CAIDOS, PERVERSOS, Y EXTRAVIADOS PECADORES, por eso Pablo  dice certeramente “no desecho la gracia de Dios: porque si por la ley fuese la justicia, por demás murió Cristo” en otras palabras: “No me voy a esforzar ni mucho menos creer que haciendo las obras de la ley Dios me recibirá Dios. No desecho LA GRACIA DE DIOS, Yo recibo plenamente ese amor, oh cuan inmenso y precioso amor el de Dios que me amó siendo perseguidor e injuriador de la iglesia, siendo vil homicida, hostil contra el reino de Dios, si alguien debería ir en primera fila de los que se pierden al infierno ese debería ser yo porque de los pecadores soy el peor, el primero de los pecadores, pero hermosa Gracia, dulce Gracia, inmerecida Gracia aun  así Dios me llamo por medio de mi Señor Jesucristo, así me llamo, tal cual era. (ESA FE EN JESUCRISTO NOS JUSTIFICA DELANTE DE DIOS) Por eso podemos decirle luego al mundo con autoridad cuando este nos venga a  ofrecer las ofertas del pecado: ya no, con Cristo estoy juntamente Crucificado, ya no vivo yo mas Cristo vive en mi. y l o que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios (Creyendo en EL siempre), el cual me amó y se entrego a sí mismo POR MI.

 

 

VozComoTrompeta

Domingo 12:49 am

Dios les bendiga.