Religiosidad o Fe Verdadera


Marcando la diferencia entre tener religión
y ser cristiano de fe verdadera


Y ACONTECIO andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová. Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante. Entonces Jehová dijo a Caín: ¿Por qué te has ensañado, y por qué ha decaído tu semblante? Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él.

Génesis 4:3-7

 

En muchas ocasiones, leía este texto sin ver el gran mensaje que Dios nos muestra por medio de estos dos hombres, los hermanos Caín y Abel, todos sabemos esta historia, pero Dios menciona algo muy importante en este episodio de la humanidad para que el hombre aprenda como conducirse, si piensa que esta yendo en el camino que a Dios le agrada.

 

Entrando al tema analicemos a estos dos hombres empezando por Abel. Abel fue el segundo hijo de la humanidad mencionada en la Biblia, hermano menor de Caín, Abel como su hermano se especializó en un oficio, el fue pastor de ovejas mientras que su hermano se volvió agricultor de la tierra, tanto uno como el otro sabia muy bien su trabajo puesto que es de suponerse que desde temprana edad tuvieron que aprender de su padre Adán como subsistir en el mundo ya que no tenían las facilidades de vida que tuvo su padre en el huerto.

Pasando el tiempo (como menciona la Palabra) estos dos ofrecieron sacrificio a Dios, aquí es donde iniciamos a aprender lo que Dios nos quiere mostrar, aparentemente estos dos hombres no fueron instruidos por algún profeta y mucho menos por un apóstol para traer ofrenda a Dios, pero sin embargo lo traen (posiblemente instruidos por su padre Adan), Caín trae del fruto de la tierra, ósea lo que cosecho, cultivo, etc. y Abel trae de sus ovejas y especifica que era de los primogénitos y de lo más gordo de ellas, y aquí es donde se presenta Dios…

 

Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya

 

De igual manera los miembros de las Iglesias van a sus reuniones, sus “padres en evangelio”, sus pastores, los estimulan a reunirse para adorar y ahí están, llegan con las intenciones de ofrecerle a Dios cantos, oraciones, su atención a su palabra, etc. Pero la pregunta es ¿Cómo ve Dios tu ofrenda? ¿Se agradara de ti? Se fijara el Altísimo en la forma como cantas u oras pensando tu que se agradara de lo que le traigas, si nos damos cuenta en el texto, de lo primero que se fija Dios para ver si eres aceptado en lo que traes, eres tu; si mi amado amigo, Él se fija de ti como vienes delante de Él, pero si ahora dices en tu corazón: ¡No! ¡No es cierto que Dios se fije en mi sino se fija en lo que traigo y como se lo traigo! (externamente) , bueno, veamos entonces porque Dios acepto realmente la ofrenda de Abel y no la de su hermano.

 

Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó testimonio de que era justo, dando Dios testimonio de sus ofrendas; y muerto, aún habla por ella.” Hebreos. 11:4

 

La fe de Abel fue la que contó delante de Dios para ser tomado su sacrificio como mucho mas excelente que la de su hermano, pero no estamos hablando de una fe que consiste en solo creer; porque la fe de Abel se manifestaba en su justicia por lo cual alcanzó testimonio de que era justo y si de verdad andamos por fe es por que andamos en la justicia, ósea, su manera de vivir es en justicia, en rectitud, no vive una doble vida sino que toda su vida gira en torno a Jesús y no vive ni practica el pecado ni participa de él, sabe por su verdadera Fe que al relacionarse con el pecado infringe la ley de Dios y por lo tanto usted es merecedor a su justo castigo. Así como se presentó Abel ante Dios, él ya tenia testimonio desde antes que vivía en rectitud, de igual manera usted debe tener testimonio de vivir en justicia delante de Dios y de los hombres al momento de presentarse a adorar como Iglesia los domingos y días de reunión. Dios se fija primero en usted y luego en lo que trae. Recuerde que: Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda. Dios vio con agrado a Abel por su fe autentica que lo hacia vivir en justicia delante de Dios, Cuando usted adora los domingos ¿Da testimonio de vivir en justicia con todas las personas con las que usted se relaciona? Si no es así, ¿Cree usted que Dios aceptará sus cantos y oraciones? ¿Se fijara Dios de lo muy lindo que usted cante y la elocuencia de sus oraciones, para que se lo acepte?, no mi amado amigo, si uno no tiene testimonio de vivir en justicia impulsada por una fe autentica Dios nuestro Señor no vera con agrado a su ofrenda y mucho menos a usted. Dios no acepta NADA de lo que usted le pueda traer.

Por otra parte, Caín, llevo también sacrificio y no le fue aceptado

 

pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya.

 

Es lógico pensar que si Caín no fue aceptado es porque no vivía en justicia pero vamos a basarnos mejor en lo que dice la Biblia.

 

No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas. 1Juan 3:12

 

Este texto nos muestra las razones por la cual Dios no acepto la ofrenda de Caín, según este texto las obras de Caín eran malas pero eso no es todo, dice el texto que era del maligno. Caín estaba “delante de Dios” ofreciendo sacrificio ¡pero no era de Dios! sino que era del maligno ósea un hijo del diablo y era manifestado en la vida de injusticia y la falsa fe de Caín, pensando que Dios le recibiría su sacrificio; ¿Cuantas personas hay hoy en día en las mismas condiciones que Caín?, que viven una vida de injusticia, de impiedad, practicando el pecado y no dejándolo porque aman demasiado su pecado y están convencidos (supersticiosamente) que Dios les recibirá su ofrenda, esto es sin duda lo mas alarmante; ¡hasta donde ha llegado el engaño del pecado en sus corazones!, tal vez digas en tu corazón: ¿Pero como?, si yo no he matado como Caín, ni me emborracho, ni robo, ni he cometido violación o cosa semejante… Pero te diré amigo, tal vez tengas en tu corazón enojos, iras, disensiones, contiendas, envidias, celos, malos pensamientos, malicia, raíz de amargura, te gusta la gloria de los hombres y cosas semejantes a estas que pueden estar en tu corazón ¡Y estas ahí cantando según tu, al Santo de Israel! Si es así, déjeme decirte con todo respeto que estas bien engañado, usted no es de Dios, sino del diablo, al igual que Caín del maligno, Un religioso como los de la religión “popular” porque así como usted puede tener estas cosas en su corazón y decir; Dios acepta mi canto y acepta mi oración. NO ES ASÍ porque de igual manera hace el borracho, el narcotraficante, la prostituta, el asesino, el ladrón o el violador pensando que Dios les aceptara todas sus oraciones o rezos; y tampoco es así; entonces ¿Qué diferencia habría entre usted y ellos? ¡Ninguna!, sería igual que ellos, una marioneta del diablo, ¿Por qué digo marioneta? Porque como a la marioneta, el diablo a través de los “hilos” del pecado le maneja como se le plazca, riéndose de ti en el “show” que le das autoengañándote pensando que Dios recibirá todas tus ofrendas, obras, cantos, predicaciones cuando realmente no es así. Esto Dios lo sabe perfectamente y se lo advierte a Caín.

Aparentemente el problema inició por haberse ensañado (se llenó de cólera y furia, sed de hacer el mal, etc.) contra su hermano en el momento de la adoración, pero no fue así, a Caín no le entro en ese momento un demonio para matar a su hermano, sino que el pecado estaba en el corazón de Caín; Dios le advierte: El pecado esta a la puerta, lo que quiere decir que estaba a punto de hacer algo grave, matar a su propio hermano, pero ya desde antes traía celos, envidias y amarguras contra su hermano, recuerde: ¿Por qué causa le mato? Porque sus obras eran malas y las de su hermano justas. Su pecado estaba incubado desde mucho tiempo antes en su corazón y al verse rechazado fue como tirar un fósforo encendido en un sótano que Caín llenó de dinamita y pólvora, sí el sótano no tuviera pólvora, no pasaría nada al tirar el fósforo encendido. Pero antes que eso aconteciese, antes de que Cain levante su mano contra su hermano, Dios interviene.

 

¿Por qué te has ensañado, y por qué ha decaído tu semblante? Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido?

 

¿Por qué en ocasiones hay gente que reacciona negativamente cuando se les dice que están en pecado, que viven una vida de religiosidad y Dios no quiere religiosos sino hombres y mujeres que vivan en justicia por medio de la verdadera fe? La respuesta es sencilla, porque hay pecado en su corazón, Dios no esta gobernando sus vidas, y tiene pretexto para todo: ¡Hay, es que así es mi carácter!, ¡Hay, es que me provocan!, ¡Hay, es que me tientan!, ¡Hay, es que somos humanos y todos somos pecadores!. Y no acabaríamos en poner todos los pretextos posibles.

Esta reacción de ensañarse y un semblante decaído es natural en la persona que no quiere dejar su pecado, es decir, dura de cerviz; quien no le gusta ser señalado; cuando un hermano se te acerca a reprenderte tus pecados para que lo cojo no se salga del camino y menosprecias la corrección tu estas contendiendo contra Dios y sabes una cosa, es de las mas necias y locas actitudes porque para nada tienes razón al hacer afrenta al Espíritu de gracia, ni por muy buena que parezca tu excusa, antes sea Dios veraz y todo hombre mentiroso. ¿Qué esperas cuando tu continuas en tus pecados? “Oye hermano sigue adelante”, ¿Verdad que no?, Entonces ¿Por qué te enojas? Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido?. ¿Por qué no eres enaltecido? Porque eres un religioso que no haces el bien amigo, te gustan ir a los servicios de adoración, cantar, adorar, enseñar, pero cuando se te señala que tienes que perdonar y pedir perdón, te niegas, ¡hipócrita!, nada de lo que le ofrezcas a Dios le agrada, y mira lo que piensa de ti:

 

El Señor dice: “¿Para qué me traen tantos sacrificios? Ya ESTOY HARTO de sus holocaustos… Ustedes vienen a presentarse ante mí, pero ¿quién les pidió que pisotearan mis atrios? NO ME TRAIGAN más ofrendas sin valor; NO SOPORTO el humo de ellas. Ustedes llaman al pueblo a celebrar… pero YO NO SOPORTO… gente que practica el mal. ABORREZCO sus… reuniones; ¡se me han vuelto tan molestas que YA NO LAS AGUANTO! cuando ustedes levantan las manos para orar, YO APARTO mis ojos de ustedes; y aunque hacen muchas oraciones, YO NO LAS ESCUCHO. Tienen las manos manchadas de sangre. Isaías 1:11-15 (v. DHH, énfasis del autor)

 

A lo mejor algún religioso dirá: “es que no se puede dejar de pecar” pero que le dijo Dios a Cain:

 

el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él.

 

Dios le estaba diciendo, “Mira; estas a punto de cometer algo terrible, pero aun así, tu puedes enseñorearte de el, tu puedes evitarlo, el pecado esta a la puerta, en ti esta abrirle o que se quede afuera”. ¿Qué fue lo que eligió Caín? Dejarlo entrar y matar a su hermano.

Si usted esta en una vida religiosa, en el nombre de Jesucristo arrepiéntase HOY de todo corazón y busque a Dios para vivir una fe verdadera, en justicia y santidad.

 

Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados?” (2Corintios 13:5)

Anuncios

5 comentarios en “Religiosidad o Fe Verdadera”

  1. hola soy un chico q esta en la flor de la vida y como mucha gente se hace muchas preguntas sin respuesta claro esta, y por ellos e inicido mi lectura de la biblia con la esperanza de encontrar repustas a muchas de las cosas q veo y q no veo. legendo un parafo de la bliblia vi q este me gusto pero no lo entendia y busque por internet y esta fue la explicasion que mas me a llegado y espero q con la ayuda de nuestro señor jesus o jehova dios pueda seguir este camino de buenos propositos y pueda entender la bliblia como el quiere q la entendamos. en nuestra mano esta para eso comimos del arblo de laciencia del bien y el mal. grasias

  2. Muchas gracias hermano, quede atónita hasta el punto de que me cuesta respirar, gracias hermano, el Espíritu esta obrando ahora mismo en mí y se me caen lágrimas, pero me contengo, pues ya es muy noche y meditaré en estas palabras a mas profundidad. Gracias hermano Dios lo bendiga,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Alza tu voz como trompeta, y anuncia a mi pueblo su rebelión y a la casa de Jacob su pecado. Isaías 58:1

A %d blogueros les gusta esto: